sábado, 28 de abril de 2018

Reseña Manga: Dragon Ball - Saga del Primer Torneo de Artes Marciales


En esta nueva entrada dejamos la búsqueda de las bolas de dragón y nos introducimos en el siguiente arco. Goku, al no poder buscar la esfera de cuatro estrellas perteneciente a su abuelo, decide ir a entrenar con el Duende Tortuga para así volverse más fuerte y prepararse para la búsqueda el próximo año. Sin embargo, Goku no será su único discípulo, ya que un chico de su edad llamado Krillin también llega para pasar por el mismo entrenamiento. Durante un año ambos entrenan lo suficiente para participar en el Gran Torneo de las Artes Marciales, que les servirá para ver los resultados del entrenamiento y ver quien es el hombre más poderoso del mundo. Tomos 2-4.

Siento no poder aportar imágenes del manga.

Esta saga podría dividirse en dos fases muy bien definidas y conocidas. Como novedad nos encontramos ante un arco que trata más de aprendizaje y acción basada en artes marciales que de aventuras, aunque el aspecto cómico no se pierde en momento alguno. Además, se introducen dos elementos importantes: los entrenamientos y los torneos. De ambos hablaré más tarde. Como nuevos personajes protagonistas tenemos a Mutenroshi, de quien conocemos su faceta como maestro; y Krillin, un nuevo personaje que se convertirá en uno de los principales compañeros y amigos de Goku, aunque ambos son muy diferentes. En cambio, Bulma, Oolong y Yamcha pasan a ser muy menores. Algo que tiene sentido en los dos primeros porque no tienen ninguna función relevante que ejercer más que ser espectadores. No con el tercer caso, pero ya lo explicaré más adelante.

Antes de que comenzara el adiestramiento, se sigue con el humor picante debido a que el maestro les obliga a traer una mujer atractiva si quieren que les entrene. Ahí podemos ver las continuas equivocaciones de Goku por culpa de su ignorancia respecto a las mujeres, dándose unas cuentas situaciones divertidas. Tras el entrenamiento se abandonaría mucho este humor basado en el desconocimiento de Goku porque ahora aprende cultura general. En este punto, aparecen Krillin y Lunch. El primero resulta ser un niño fanfarrón y astuto que busca ser mucho más fuerte y tener éxito con las chicas porque en el templo Oorin, el lugar donde entrenaba, abusaban de él por ser el más débil. Con Goku genera una relación de competitividad donde el chico intenta que no le deja atrás, pero también se comporta al principio de forma bastante granuja como cuando le roba la piedra. Más adelante se llevarán mucho mejor. La segunda resulta ser uno de los personajes más irrelevantes de Dragon Ball porque su personaje es un mero chiste. Ella cuando estornuda pasa de ser una mujer tranquila y amable a una mujer violenta y salvaje. Como apuntó cierto youtuber, pudieron haberla relacionado con la Red Ribbon, pero al final nada de nada. Por ese motivo, su introducción como personaje recurrente es una equivocación. Una menor sí, pero está mal hecho.


Respecto al entrenamiento puedo decir que este sí era uno más completo en comparación con muchos otros que le seguirían porque su mentor intentaba enseñarles un estilo de vida propio de un luchador de artes marciales. La fuerza no solo debía ser física sino también espiritual, de esta manera según el maestro podrías vivir una buena vida. Por una parte, debían fortalecer su cuerpo (brazos, piernas, etc) y capacidades sensitivas (vista, reflejos, etc), sin necesidad de aprender complejas técnicas de artes marciales. Por otra parte, el entrenamiento tenía en cuenta el estudio, el descanso y la diversión porque la vida de una persona no solo consiste en entrenarse. Sin embargo, las enseñanzas del Duende Tortuga se materializan en un adiestramiento muy riguroso que implica una rutina diaria casi infernal. Sin duda, era mucho más simple y humano que los siguientes, pero aún así sería imposible para cualquier persona normal ya que pretendía que superaran el límite humano. Esas tareas daban lugar a momentos cómicos donde los pobres discípulos se veían obligados a hacer cosas imposibles como escapar de un dinosaurio mientras repartían la leche o cavar un huerto con las manos. Todo ello mientras llevaban un caparazón a la espalda de unos 20 kilos de peso. Muy simpático.

Una vez se acaba esta etapa, todos se dirigen a la ciudad para participar en el famoso torneo. Antes de nada hablaré un poco sobre él. El Gran Torneo de las Artes Marciales se celebra cada 5 años y se decide quien es el luchador más fuerte del mundo. Por eso llegan luchadores de muchos países diferentes. Las reglas exigen que las peleas sean uno contra uno y que quedarás eliminado si sales de la pista, dices "me rindo" o caes inconsciente el tiempo suficiente. Está prohibido matar al contrincante y también usar armas. Por último, existe una fase eliminatoria que decidirá quienes son los ocho mejores que participarán en las finales y el ganador obtendrá un premio de 500.000 zenis en metálico. El sistema de torneos es muy importante porque luego será una constante en la serie, repitiéndose la fórmula en otros muchos shônen. En primera instancia, el torneo nos sirvió para ver los resultados del ya presente entrenamiento hasta el punto de que los chavales arrasan contra rivales con más técnica o mayor tamaño que ellos. Algo que también es un chiste sino que se lo digan al personaje que parece Jackie Chan haciendo ruiditos al atacar, pero que al final es humillado por Krillin. Cabe decir que el personaje obtiene aquí un cambio porque si antes tenía falta de confianza y era un poco cobarde ahora mejora su confianza al derrotar a su antiguo abusador en la primera ronda.


En la ronda final, seríamos testigos de un verdadero concurso de habilidades sobrenaturales y técnicas extrañas que poco o nada tienen que ver con las artes marciales. Los participantes tampoco se cortaban en usar tácticas rastreras. Luchadores como Bacterian, Ran Fan o Giran se correspondían con esta descripción. Por poner dos ejemplos, Bacterian utilizaba su mal olor corporal para hacer sentir mal a sus rivales mientras que Ran Fan usaba sus armas de mujer para avergonzar y golpear a placer al serio Nam. Pero eso no terminaba ahí porque los combates también se resolvían de formas poco ortodoxas e imprevisibles como el hecho de que Krillin ganara por un "error" de Toriyama al no dibujarle con nariz. En algunos casos tenían sentido y suponían usar la cabeza como la idea de Nam de cerrar los ojos para evitar mirar las curvas de Ran Fan. A Toriyama siempre le gustaba jugar con nuestras expectativas. Tristemente ninguno de estos personajes vuelve a tener participación y fuera de su particular forma de luchar no hay nada que decir de ellos. Y peor aún con Yamcha. Rápidamente es eliminado por Jackie Chun, sin hacer nada más que meter en problemas al maestro al dudar de su identidad. La misma tónica se repetirá en sagas posteriores.

A medida que finalizamos el arco, notamos que el maestro Mutenroshi es más que un viejo pervertido porque sí que se preocupa por los chicos. Durante el adiestramiento, se encargó de supervisarlos y enseñarles lo básico. Ahora participa disfrazado en el torneo para enseñarles que siempre habrá alguien más fuerte que ellos y que, por tanto, deben seguir esforzándose. Incluso llega a poner su vida en peligro para continuar con sus planes. Por otro lado, los últimos combates de Goku son más estimulantes por haber golpes y técnicas más contundentes, aunque siguen mezclándose con giros divertidos. En especial el combate entre Goku y Jackie Chun, que acaba por tener un montón de idas y venidas, manteniéndonos con el interés de quien ganará. También siguen con el chiste de lo fuerte y resistente que es Goku, pero ya no sorprende demasiado. Encontré más ingeniosos algunos chistes que rompían la cuarta pared. Al final, tenemos un arco divertido que introduce elementos y personajes importantes de forma muy decente. No llega evidentemente al nivel del anterior mucho más completo por contener aventuras, participación más activa de parte de todos los personajes y algo más de tensión porque aquí no había nada muy importante en juego.

Calificación: 7



5 comentarios:

  1. Acababa de pasar hace un momento por aquí, luego vi la nueva entrada y creo que por algún bug raro, sale que ya comenté esta entrada.
    Retomando el primer torneo, acabo de darme cuenta que casi no recuerdo del todo los primeros arcos de Dragon Ball.
    Me sentí bastante leyendo tu reseña, fue como revivir viejas glorias.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. ¡Pues sí que comentaste rápido! Yo tampoco me acordaba muy bien del manganime de Dragon Ball hasta hace varios meses. Así que decidí completar la colección y leerlo unas cuantas veces. Lo pasé bastante bien. Quería hacerle una reseña por arcos pero no me animé hasta ver ciertos vídeos en Youtube.

      Saludos

      Eliminar
  2. Lo divertido de este arco es la variabilidad de las peleas que no se reducen a simplemente intercambios de poder, algo que se intentó retomar en el torneo de poder de dbsuper.

    Digamos que este arco como concepto es entretenido y atrayente, ya sea por los insanos entrenamientos del maestro roshi, por los combates en elel tenkaichi budokai y por su comedia y elementos picantes que recaen ahora en Roshi más que enevidente Ooolong sobre lunch y sobre Bulma.

    Krillin oficialmente vendría a ser el primer rival formal de goku y la creación del personaje en si no es mala, no obstante si se analiza conla detenimiento vemos desde aquí como toriyama va alejandose poco a poco de su concepto primigenio de parodia de la leyenda del Rey mono para convertirse en un shounen convencional

    Argumentalmente la historia no aporta mucho a la serie, es un torneo y ya, quizá lo mejor sería la fase de entrenamientos ya que roshi humaniza un poco más a Goku formándole en buenos valores cuando este entrena con krillin

    Buena revisión amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *que difícil es responder x el celular, el corrector del smart hace de las suyas pero creo que se entiende el mensaje

      Saludos

      Eliminar
    2. A mí me parece un aporte importante el hecho de que es la primera vez que vemos los entrenamientos y los torneos porque luego serán algo común dentro de la historia de Dragon Ball. Al menos, coincidimos en que este arco es entretenido.

      Eliminar