miércoles, 22 de marzo de 2017

Reseña: Urusei Yatsura


  • Año: 1981
  • Capítulos: 195
  • Estudio: Pierrot
  • Género: Ciencia ficción, Comedia, Ecchi, Fantasía, Romance

Un pequeño universo donde todo puede pasar

Sinopsis

Un desafortunado día, Ataru es secuestrado por unos hombres trajeados que lo llevan hasta su casa acompañados de todo un ejército. En su hogar encuentra un enorme ogro que le informa que van a conquistar el planeta, pero que perdonará a la Tierra si Ataru pasa una prueba: jugar al pilla-pilla con Lum, una ogra extraterrestre, y atraparla en menos de 10 días. Tras muchos fracasos, el último día cambia de estrategia y consigue atraparla. Cuando pensaba que todo iba bien y que podría casarse con su amiga Shinobu, Lum confunde la proposición de matrimonio y acepta casarse con él.  A partir de ese accidente, su vida ya nunca estará carente de emociones fuertes en su vida.

Trama y Desarrollo

Hasta hace poco desconocía que fuera la primera obra de Rumiko Takahashi en ser trasladada al anime. Anteriormente había visto series suyas como InuYasha (2000), El Teatro de Rumiko (2003) o Mermaid Forest (2003). La verdad sus obras suelen ser muy divertidas cuando se dirigen a la comedia o temas cotidianos, aunque creo que las aventuras y la acción no se le dan tan bien. En todo caso hay que darle el mérito de ser de las primeras mangakas en superar el millón de ventas y traer títulos exitosos que tendrían su posterior repercusión en el medio. Efectos que se traducen en crear obras originales o adaptar mangas con temáticas escolares, cómico-románticas y con cierto erotismo. Además de introducir una serie de tópicos (la atractiva extraterrestre que se enamora, el protagonista con aire de casanova, etc) que se convertirían en clichés debido a su excesivo uso. Probablemente esta obra no haya sido la única en influenciar al resto, pero su éxito comercial (195 episodios, 11 OVAS, 6 películas y 3 especiales) tuvo mucho que ver.

En el momento en que uno se acaba el primer episodio de Urusei Yatsura uno está muy confundido. ¿Por qué? Pues ese inicio tan veloz donde numerosos elementos y sucesos extraños ocurren delante de nuestras caras sin mucha explicación nos produce una sensación de confusión general, pero... también de muchas risas. Puede que Bobobo (2003) sea el rey de las cosas random, pero esta serie te deja perplejo por reunir elementos de diversos géneros e historias como slice of life, ciencia ficción, fantasía, romance y todo tipo de comedia. Por supuesto, la unión de todo estos elementos inconexos carece de cualquier lógica o probabilidad, pero crea una explosión enormemente satisfactoria para el espectador.

El anime está compuesto por un conjunto casi interminable de historietas -con una duración de diez minutos cada una- que se centran en la vida diaria de Ataru y su grupo de allegados, aunque con un factor importante: aquí todo puede ocurrir. Como he mencionado se combinan elementos cotidianos con otros pertenecientes al imaginario popular japonés (incluyendo la mitología, cuentos populares, mundo espiritual y demoníaco, ...) y la ciencia ficción (viejas espacio-temporales, ovnis, naves espaciales, extraterrestres, etc), los cuales se interrelacionan entre ellos. A pesar de que acostumbramos a tener varios escenarios comunes como el hogar familiar, la escuela o el barrio; aparecen muchas más localizaciones que engloban  espacios mágicos, planetas desconocidos o Japón en general. 


Es difícil temerle al aburrimiento con esta serie porque cada capítulo da lugar a una experiencia nueva fruto de probar nuevas situaciones situaciones y aventuras. En la base de este conjunto está la comedia. Una comedia que combina muchos tipos de humor y recursos humorísticos para crear esas situaciones. En primer lugar, está la parodia que afecta tanto a los personajes como al argumento del episodio, ya que nos podemos topar como se imitan o reinterpretan de forma humorística películas famosas, mitos orientales (ej: el cuento de Momotaro), tradiciones, situaciones cotidianas, etc En segundo lugar, el slapstick destaca mucho y gracias a él se convierten en gags habituales las descargas eléctricas de Lum o la corriente de fuego que lanza Ten. En tercer lugar, los enredos y malentendidos entre Ataru, Lum, Shinobu y otras chicas, las cuales suelen ser perseguidas por Ataru ya que no puede evitar que le gusten todas las chicas guapas del planeta. Como consecuencia, las discusiones de pareja y las riñas entre mujeres ya se convierten en tópico. A continuación, los recursos eróticos son prominentes, aunque por lo general son bastante ligeros y se basan en mostrar chicas muy atractivas con varios chicos babeando por ellos y algunos diálogos algo picantes. Finalmente, podemos incluir aquí una pequeña crítica social, el uso de la mala suerte en forma de casualidades y la imprevisibilidad de todo lo que ocurre. 

Por si fueran poca esta mezcla, cada historia está protagonizada por personajes cuya chifladura hace que nos veamos involucrados en todo tipo de aventuras y situaciones que se escapan a nuestra comprensión. Incluso en aquellas ocasiones donde estaríamos ante una situación "normal", ellos se encargan de convertirla en algo completamente diferente. Esta multitud de secundarios, que entran y salen, componen un grupo muy variopinto y en muchos casos son una parodia de varios estereotipos o modelos japoneses. Desde Shinobu y Lum, la primera correspondiendo al modelo de mujer japonesa ideal y la segunda no, ignorando los convencionalismos de la sociedad; pasando por secundarios como el profesor de la escuela, educador que toma por idiotas a sus alumnos; hasta llegar a Cherry, el sacerdote egoísta que da malos consejos en vez de guíar adecuadamente a Ataru. Pero lo más hilarante de este asunto son, en muchas ocasiones, las interacciones que surgen entre ellos porque cada uno tiene su propia personalidad y forma de ser. El contraste creado entre personajes como Lum y Shinobu o la relación entre Ataru y esa especie de harem de mujeres atractivas que hay alrededor suyo -que ninguna le hace caso- es la monda.


Como ha ocurrido y ocurre actualmente, esta comedia tan original presenta problemas típicos del género. Tras una serie de episodios iniciales donde se nos introducen a los personajes principales, la serie entra dentro de un bucle de episodios autoconclusivos. No importa lo que suceda al final de cualquiera de ellos porque no tendrán efectos en el siguiente. Por consiguiente, hablamos de inexistencia de continuidad o creación de una trama principal y, al mismo tiempo, los personajes se mantienen estáticos en el tiempo. El número desorbitado de capítulos tampoco invita a aventurarse a ver la serie completa y cerca de un 20% de los mismos podrían haberse eliminado. También algunas personas podrían encontrar cierta inestabilidad en el argumento de la serie por la cantidad de cosas al azar que ocurren, pero uno luego se acaba por acostumbrar. En fin, la serie podría haber sido mejor de haber hecho notado alguno de estos problemas.

Personajes

-Ataru Moroboshi: Nuestro protagonista es un estudiante de secundaria cuyo rasgo más notorio es ser un mujeriego al que le encanta perseguir faldas en todo momento. A pesar de que Lum le quiere mucho, él se comporta como alguien infiel y baboso con todas las mujeres atractivas. A veces se pasa incluso de mezquino con su actitud egoísta. Tiene una terrible mala suerte que le persigue a todos lados, aunque muchas veces los problemas son culpa de su propia estupidez. Su idea de vida supone ser libre para poder ligar con todas las mujeres posibles, de ahí que no soporte que Lum esté siempre encima de él. Por la parte positiva es un chico con carácter y personalidad, diferencia muy notoria respecto a los protagonistas betas de los ecchi-harem actuales.

-Lum: Una chica alinígena que se convierte en la prometida de Ataru tras atraparla en el juego del pilla-pilla del primer episodio. Lum es una mujer muy atractiva que viste un bikini de tigre y posee poderes mágicos como poder flotar y generar electricidad. Ella es alguien muycariñosa con Ataru -tanto que se pega a él como una lapa- y también celosa, por lo que acaba por darle una descarga eléctrica a Ataru. También es una muchacha dulce y simpática con todo el mundo, aunque no soporta ver como alguna chica guapa le pueda arrebatar a su amor. Su forma de dirigirse hacia el chico sobre el que gira su mundo es "cariño".


-Shinobu: Ella es una amiga y compañera de clase de Ataru que está enamorada de él, aunque nunca logran estar solos. A pesar de estar enamorada de él, Shinobu soporto aún menos sus infidelidades y entra en furia cada vez que le ve con cualquier mujer, sin darle casi posibilidades de perdonarlo. Cuando esto pasa le tira un pupitre o lo que tenga a mano, en señal de enfado. Más tarde, pasa a sentirse atraída por Shutaro, ya que cree que él no es un mujeriego.

-Shutaru Mendo: Él corresponde al estereotipo de niño rico y guapo que siempre está rodeado de chicas. Aunque él actúe como un galán dotado de modales, elegancia y cierta sutileza, en el fondo es un mujeriego como Ataru que esconde mejor su condición. Shutaru posee una serie de cualidades  positivas que contrastan con los defectos del protagonista, aunque cabe aclarar tiene sus defectos como tener miedo a la oscuridad y a los bichos.

-Ten: Él es un bebé extraterrestre que está emparentado con Lum. Ten vino a la Tierra porque estaba preocupada por su prima, ya que desconfiaba de que Ataru fuera el marido ideal. Su principal característica es echar fuego por la boca y que todas las chicas piensan que es muy lindo. A pesar de su edad tiene cierta madurez, aunque no deja de ser un niño algo ingenuo.


-Cherry: Un monje avaricioso y que solo sirve para dar malos consejos o atraer más desgracias al pobre Ataru. Puede aparentar ser sabio y tener grandes poderes, pero normalmente no hará nada de utilidad más que causar problemas o preocuparse por comer.

El elenco de personajes de Urusei Yatsura se extiende mucho más allá, pero incluirlos a todos en  esta sección sería una odisea. Digamos que hay tantos secundarios como peces hay en el mar. Quizá es algo exagerado, pero cada poco tiempo aparecen más secundarios y varios de ellos se vuelven un poco recurrentes. Ejemplos de ello serían los padres de Ataru, el estricto profesor, el club de fans de Lum, Kintaro o las muchas mujeres atractivas que aparecen como Sakura, Ran, la Princesa Cuervo, etc Dudo que a alguien no pueda encariñarse con alguno de ellos porque francamente son un saco de risas. Todos contribuyen a crear esos problemas de los que Ataru deberá salir.

Arte y Banda Sonora

En este caso estamos ante una creación del Studio Pierrot, conocido muy bien por todo el mundo por series como Naruto (2002) o Bleach (2004). Sé que muchos detestan a este estudio, pero para ser uno de sus primeros trabajos hay que decir que no estaba nada mal. A diferencia de lo que ocurre en las series que acabo de mentar, aquí la animación es mucho más consistente y no se notan errores notorios durante el transcurso de su emisión. Sigue sin ser muy impresionante visualmente, pero tiene otros puntos positivos como el estilo artístico. En especial los diseños de personaje, los cuales eran tremendamente refrescantes para su época, sobre todo los diseños femeninos con Lum a la cabeza. Hay muchas mujeres atractivas que pueden parecer similares en la forma del cuerpo, pero tienen rasgos que las diferencia. En cierta manera, quizá aquí se pueden rastrear los orígenes del moe.


La banda sonora fue creada por Shinsuke Kazato, un compositor desconocido pero que destaca por la creación de la música Legend of Galactic Heroes (1988). Los temas principales suelen ser melodías pop de los años 80 muy pegadizas. La música de fondo y los efectos sonoros son especialmente interesantes porque dan ese toque de ciencia ficción que está tan presente en la serie. Pero lo que sin duda me gusta más de esta serie es su opening. Probablemente la letra sea muy tonta y romántica hasta el punto de ser melosa, pero me resulta encantadora y pegajosa que no puedo olvidar.

Conclusión

En cierta manera, Urusei Yatsura reproduce por primera vez el espíritu de rebeldía que los jóvenes de los años 80 querían imitar al encontrarse frente a una sociedad cuyas normas y deberes los asfixiaban. No hay más que ver como el comportamiento de los personajes y las experiencias que viven son totalmente contrarias a lo que se podía observar en la sociedad japonesa. El anime rompía con esa monotonía de la vida real, viendo como los protagonistas se comportaban de una forma claramente inapropiada. Probablemente muchos jóvenes espectadores encontraban aquí su momento para desconectar.

Calificación: 7

4 comentarios:

  1. Uno de los primeros animes que vi gracias a los canales autonómicos y uno de mis favoritos, ¿has leído el manga? Es genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, la verdad aún estoy tratando de acabar la serie porque tiene muchos capítulos jaja Pero gracias por mencionarlo porque la verdad es divertida. Hacía mucho tiempo que no disfrutaba una comedia así.

      Saludos

      Eliminar
  2. Lo que no me gusta de las obras de Rumiko es que no tienen un final en si, ni Ranma ni Lum lo tienen, a mi me gustaría ver un cierre como si lo hizo con Inuyasha, aún asi me parece muy buena, muy cómica, destornillante y ligera, llega muchas veces a sorprender además de ser avezada para su época (La década de los 80)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es un fallo que nunca haga un buen final de sus obras y estas se sienten como que acaban porque sí.

      Eliminar