sábado, 22 de abril de 2017

Reseña: Lupin III. El Castillo de Cagliostro


  • Año: 1979
  • Director: Hayao Miyazaki
  • Estudio: Tokyo Movie Shinsha
  • Género: Acción, Comedia, Misterio, Romance


La hazaña más memorable del ladrón japonés 

Sinopsis

Tras atracar un casino nacional, el afamado ladrón Lupin III y su inseparable compañero Jigen caen en la cuenta de que el dinero robado es falso y determinan descubrir quién es el falsificador. Sus pesquisas les traen hasta el Ducado de Cagliostro, un pequeño país europeo donde parece estar el origen del dinero falso. Sin tiempo a descanso, ven como una joven con vestido de novia está siendo perseguida por varios autos. Por caprichos de Lupin ellos intentan ayudarla, pero finalmente es secuestrada. Más tarde, descubren que es la hija del antiguo duque y que ahora está comprometida con el poderoso conde de Cagliostro, el cual parece ser el falsificador que buscan.

Introducción y personajes

Hayao Miyazaki tiene un ejército de fans por todo el mundo que se han visto cada una de sus obras animadas, pero muchos de ellos olvidan que antes de crear Studio Ghibli hizo otras maravillas como esta película. Un filme importante pues no solo se trata de la primera película que dirigió sino también de la primera superproducción dentro de la animación nipona. Supuso una increíble cantidad de tiempo, esfuerzo y, sobre todo, dinero. Sus creadores  tomaron varias fuentes de inspiración para definir ciertos aspectos. Algunas de las más importantes son parte de las obras literarias de Maurice Leblanc y elementos narrativos y visuales de la película de Grimault. Tras su salida, muchos autores y profesionales se verían inspirados por ella como Steven Spielberg o John Lasseter, cofundador de Pixar.

Con anterioridad el alabado director había trabajado en la primera serie de la franquicia: Lupin III (1971). Ahora, sin embargo, hizo diversos cambios para hacer que el filme protagonizado por el ladrón legendario fuera para todos los públicos, incluyendo a los más pequeños. Las variaciones se concentraron en los personajes que ahora tenían un aire más afable y cómico. En el filme, Lupin ahora tiene una imagen más heroica, añadiéndole características como ser optimista o ayudar a otros de manera desinteresada. Su faceta pervertida y lujuriosa se suavizó y ahora es más un galán romántico hacia la princesa, aunque le siguen gustando mucho las mujeres hermosas. También conserva su astucia y torpeza habitual, así como sus numerosos trucos y artilugios tan eficaces. Al fin y al cabo, sigue siendo un hombre que busca aventuras y nuevos retos en su vida. Su compañero Jigen perdió parte de su seriedad y ahora es más alegre y amistoso, compitiendo siempre con Lupin por alguna cosa. Eso sí, mantiene su habilidad como pistolero y pieza fundamental en el equipo. Goemon es un amigo de Lupin que asiste a las misiones cuando le llaman y está disponible. Sigue siendo un maestro de la espada serio y silencioso. Fujiko es una ladrona independiente y fuerte que en esta ocasión coopera con Lupin. Por desgracia, ella junto a Goemon son un poco los más olvidables esta vez, más aún porque nuestra ladrona ha perdido la sensualidad que le define.


En cambio, el inspector Zenigata se convierte en un personaje con bastante papel dentro de la película. Sus rasgos más notorios se mantienen como su enorme persistencia y su sentido de la justicia, así como su agudeza mental y capacidad para adelantarse a los movimientos de Lupin. Sin embargo, ahora colaboran contra un enemigo común como es el conde. La verdad es divertido ver como el obstinado policía tiene que ayudar a Lupin para escapar del castillo. Finalmente tenemos a los secundarios relevantes: Clarice y el Conde Cagliostro. La primera es una joven dulce y de corazón puro que asume el papel de princesa encarcelada en el castillo. El segundo es un hombre muy poderoso debido a su fortuna e influencias. En su primera escena muestran perfectamente su carácter: un hombre arrogante y malvado, pero con un porte elegante y confiado de sus planes. Está obsesionado con obtener el fabuloso tesoro y no tendrá compasión con aquellos que se le opongan. Sé que suena típico, pero Miyazaki logra darle un aura que le hace resaltar frente a casi todos los villanos secundarios de series y especiales de Lupin III. En cambio, Clarice me parece un personaje mejorable porque su relación Lupin se siente algo superficial por falta de profundizar en sus orígenes. En conjunto, los personajes están bien, aunque claro siguen siendo demasiado sencillos en comparación con otros filmes.

Acción de lujo y un misterio que resolver

Hablando más de la historia, ésta tiene lugar en el Ducado de Cagliostro, un pequeño país europeo cercano a Italia. Este ducado ficticio es una tierra de montañas, lagos y campos verdes que recuerdan en cierta manera a una sociedad rural donde han permanecido al frente los antiguos poderes medievales. Y como no podía ser menos el villano forma parte de la nobleza: el conde Cagliostro. Tras la muerte del duque, el malvado conde ha pasado a ocupar el lugar más importante en esas tierras y su intención es casarse con la hija del fallecido. La razón es que pretende conseguir el anillo que porta la chica y unirlo con el suyo para así obtener el gran tesoro que yace en esas tierras. No obstante, el deseo de Lupin es desvelar el misterio del dinero falso originario de Cagliostro y detener la boda real. En medio de este conflicto, intervienen tanto amigos como rivales de nuestro héroe. 


En resumen, una historia emocionante cuyos atractivos son la acción, la aventura, el misterio y, en menor medida, la comedia y el romance. Creo que pocos trabajos tan entretenidos son accesibles a todo el mundo. No importa que sean niños o adultos, ambos lo disfrutarán. ¿Pero cuál creéis que es el género en que se maneja mejor la película? Indudablemente es la acción porque cumple de manera sublime con varios principios como son la puesta de escena y el movimiento. Una mala costumbre actual es la explotación de ciertos recursos como el constante cambio de planos o la sobreutilización de efectos especiales. Con el fin de impresionar, muchas escenas que requieren fuerza y movimiento terminan por impedir una buena compresión de lo que está viendo el público. En cambio, nuestro director sí logra que el público entienda lo que está viendo y, al mismo tiempo, maravillarse con lo que ve. 

Ejemplos en la película tenemos muchos, pero considero que la secuencia de persecución de Lupin y Jigen para alcanzar a la princesa como uno de los momentos más representativos de toda la animación japonesa. Literalmente desborda genialidad. La escena comienza con la aparición repentina de la princesa en su auto perseguida por unos hombres que nos hacen desconfiar por su indumentaria. Al ver a la chica en apuros ambos compañeros suben rápidamente a su Fiat 500 y empiezan una persecución trepidante, al más estilo de las películas clásicas de policías o agentes secretos. ¡Tan solo mirad como arranca el coche con esa potencia! ¡O el zigzagueo del coche inicial hasta que sigue su camino a toda velocidad! A partir de aquí obviamente hay un cambio de planos más usual, pero duran más extensión en el tiempo. Esto nos deja  ver el entorno con claridad, el acto -es decir, la persecución- y el movimiento desenfrenado que resulta muy agradable de ver por la rapidez con la que va lanzado el auto. También hay un buen uso de la anticipación y el dibujo se mantiene constante pese al dinamismo de la escena. En fin, esta escena acaba con el rescate temporal de la princesa una vez acaban con los villanos tras un segundo intento. 


Otro aspecto son los dos misterios entrelazados que mencioné hace unos pocos párrafos, los cuales se fusionan con su aventura dentro del castillo y los deseos de Lupin de frustrar la boda. El asunto en sí no tiene mucha complejidad y guarda un toque muy clásico que hemos visto en obras literarias o cinematográficas. En primer lugar, nuestros héroes y nosotros, los espectadores, vamos obteniendo información sobre el país y sus representantes. Tras un ataque sorpresa, planean infiltrarse en el castillo para salvar a la princesa y conocer sus secretos. Ahí empieza lo bueno porque nuestro astuto y preparado Lupin tiene que superar todo un potente sistema de seguridad y al inspector Zenigata y a los guardias del castillo. Para ello hace uso de sus trucos más salientables y su ingenio combinado con un par de disfraces. La verdad es tremendamente gracioso ver como toma el pelo a todos y se sale con la suya. 


Habréis oído que Lupin III es una franquicia que prima más la diversión que entregar un mensaje a la audiencia -bien vs mal el único- y es cierto. Al pertenecer a ese tipo de obras del tipo "estilo sobre substancia", la peli sacrifica mucha de la credibilidad de los acontecimientos que se narran. Ejemplos de ellos está en el modo de proceder de Lupin con sus acrobacias y saltos improbables o los trucos que se saca de su chaqueta. Por el lado positivo, no exagera mucho estos hechos ni tampoco presenta conveniencias argumentales que rompen con nuestra inmersión en la obra, aunque desde el principio sabemos cual es su pretensión y aceptamos con más facilidad esos hechos improbables. En cuanto al ritmo se mantiene perfecto, excepto en algunos tramos de contemplación donde se vuelve algo pausada.

Arte y Banda Sonora

Al igual que todas las series animadas, Tokyo Movie Shinsha fue el encargado de animar esta película. La verdad hay que darle un apluso a todos los profesionales detrás de esta producción porque tiene mucho mérito lo que hicieron. En un nivel general el arte es maravilloso, pero cuesta enumerar todos los motivos que lo explican. Si tengo que comenzar hablaría de los fondos que nos muestran la visión idealizada que tienen los japoneses sobre Europa. El escenario de Cagliostro está retratado con minuciosos detalles, poniendo mucha atención a la arquitectura de los castillos. Por un lado, tienes el Palacio Real en ruinas con la vegetación rodeándolo o el musgo en la piedra que lo forma. Por otro, observas el enorme castillo del conde situado en un hermoso lago y conectado por medio de un acueducto romano. Para este paisaje europeo se utiliza una paleta de colores veraniegos muy gustosos a la vista. Parece ser que, para retratar tan bien el escenario, usaron los cuadernos de Miyazaki sobre Heidi y varios lugares reales de Europa. El resultado fueron, -entre tantas otras cosas- esos maravillosos campos verdes llenos de hierba y flores en los cuales me gustaría tumbarme. El diseño de personajes estaba a cargo de Miyazaki y está muy en su línea, ya que recuerdan en ciertos aspectos a los suyos. Básicamente suavizó los rasgos de los personajes recurrentes de la franquicia para que tuvieran un tono menos serio y adulto como ocurría en la antigua. Más me gustaron los diseños para vehículos y maquinaria como el mítico Fiat 500 que utilizan los protagonistas en la persecución inicial.

En torno a otros aspectos, el uso de ángulos de cámara inesperados y la atención al movimiento individual de los personajes son sello del estilo Miyazaki. Como dije las escenas de acción son crema. El momento más destacado, por supuesto, es la apertura inicial, ya que proporcionó la caracterización necesaria para la comprensión del personaje de Lupin. Por debajo hay muchos momentos para recordar largo tiempo. Un ejemplo sería cuando Lupin y Jigen sueltan todos los billetes robados desde su automóvil, lo cual da la sensación de que hay una corriente de dinero interminable. Finalmente pueden notarse algunas pequeñas inconsistencias, pero nada digno de manchar el conjunto. La banda sonora fue compuesta por Yuji Ohno, creador de la música de casi todas las series, especiales y películas de Lupin III. Esta banda sonora como no podía ser menos incluye buen jazz, pero también una canción de corte muy romántico cantada por una hermosa voz femenina. Además mete temas de música orquestal que al final quedaron muy bien y en general su nivel llega a estar casi a la altura de la serie original.

Conclusión

El Castillo de Cagliostro es una excelente opción si buscas una película divertida que no quiere más que ser entretenida. Apta para todos los públicos y repleta de situaciones que te harán querer saber más del famoso ladrón. Puede que sea antigua (más de 35 años a sus espaldas), pero conserva sus virtudes intactas.

Calificación: 8

1 comentario:

  1. Me encanta, como bien dices es una peli de aventuras que cualquier persona puede disfrutar tenga la edad que tenga.

    ResponderEliminar