domingo, 27 de agosto de 2017

Reseña: Death Note (Netflix)


Hacía un mes que no me pasaba por aquí a escribir algo, pero hoy tengo motivos suficientes para relatar mi total desagrado respecto a la adaptación que ha hecho Netflix de una de las series más conocidas de toda la animación japonesa: Death Note. Desde el primer momento que salió la posibilidad de hacer un live action americano de Death Note supe que iba a ser un desastre. Pocos profesionales del mundo del cine son capaces de reproducir la esencia de una obra japonesa como esta. Por no decir que algunos están tan perdidos que ni entendieron cuál es la esencia de la obra y, por tanto, el producto está condenado de antemano. 

¿Le pasa lo mismo a esta "Death Note"? Sí, rotundamente. Es incapaz de comprender que fuera de esa fabulosa libreta capaz de matar a cualquier persona cuyo nombre y rostro conozcas, el verdadero eje de la obra original era el conflicto entre dos mentes privilegiadas: Kira y L. El asesino de masas contra el mejor detective del mundo. Un enfrentamiento que no se reducía a un duelo de espadas sino que se trataba de una interminable batalla de juegos mentales donde ambos intentaban superarse constantemente para decir quien era el ganador. Su orgullo les instaba a imponerse ante el otro, ya que tanto el uno como el otro se consideraban el mejor y el más inteligente. Hasta que pudieran acabar con todos sus recursos nadie admitiría la derrota ni dudaría en abandonar. Era así. Pero los creadores de esta abominación fallaron miserablemente en presentar algo de la misma magnitud. Ni siquiera se acercaron sino que de forma figurada se encontraban a cientos de kilómetros de distancia. 

En verdad, no me importaría que rechazaran la idea de un enfrentamiento entre dos genios sino buscar otro camino diferente, pero para ello la existencia de los personajes principales ya no era necesaria. Podrían, por ejemplo, colocar de protagonista a alguien con una mentalidad totalmente distinta que utilizara el cuaderno con otros fines y cuestionarlos más adelante. O también podrían haberla centrado en un debate moral sobre si es ético matar a criminales para obtener un mundo mejor o si un asesinato sigue siendo un asesinato condenable sin importar el sujeto asesinado. Pero ninguna buena idea en esta película encuentra su cauce correcto y evoluciona adecuadamente. El largometraje de Netflix es una imitación barata del filme japonés hecha a la americana. Ni sustancia ni estilo. Este material no aporta nada a los fans. Pero antes quiero explicar más a fondo sus errores.

Trama y desarrollo

Para empezar, el momento de la caída de la libreta en comparación al anime es claramente inferior. En la serie animada, la libreta cae del cielo lentamente mientras rotaba en una escena muy bien animada, con un cambio en la iluminación que brevemente mostraba el nombre del instrumento asesino. Además, en esta versión vemos desde el primer minuto la supremacía de Light, su desprecio hacia la sociedad y poco después este momento. Todo ello con un tono ceremonial que carga el momento de aún más significado. Es como si asistiéramos al nacimiento de un nuevo mesías que se encargará de administrar justicia entre los hombres. En cambio, la versión americana crea una particular disonancia al ver cómo el nuevo protagonista es una especie de marginado social que escucha música mientras hace la tarea a otros alumnos. A continuación, la libreta cae a cámara lenta sin poca o ninguna gracia. Parece más bien una libreta que te serviría para alimentar el fuego por lo gastada y vieja que se ve. También es gracioso ver cómo Turner observa la libreta desde abajo mientras que nuestro antihéroe del anime la veía caer desde una posición alta como si fuera alguien superior. Nada que ver.

Dejando de lado que ninguna escena que se asemeje al anime es superior a este, el largometraje parece una mezcla de thriller, romance y drama adolescente y terror propio del cine B. En vez de ser un inteligente thriller policíaco -con sus toques de fantasía por los shinigamis y los cuadernos de muerte- con increíbles batallas mentales, tenemos una lucha de dos disminuidos que intentan parecer inteligentes. De ahí que podamos hablar de una falta de coeficiente intelectual detrás de las acciones de los personajes clave. Si me pusiera a contar la cantidad de errores que cometen Light, Misa y L no acabaría. Hasta me atrevería a decir que ninguno de ellos parece tener un coeficiente intelectual mayor que 90 porque varios de los errores que cometen podrían ser evitados pensando un poco. Pero por partes. En primer lugar, Light nunca piensa un lugar para esconder la Death Note sin que sea encontrada. Trae la libreta a la escuela y se la enseña a una tía que no apenas conoce de nada y le explica con un ejemplo gráfico lo que hace. Nadie con dos dedos de frente haría esto, incluso con un mejor amigo. En segundo lugar, habla con su novia de la libreta y de matar personas en lugares públicos como su escuela. Tampoco muestra ningún cuidado a la hora de matar a sus víctimas, ya que visita con regularidad la base de datos de la policía sin borrar las huellas de su paso como hacía Yagami (habilidades de hacker, baby). No hay más que ver qué carece de cerebro al decirle a Watari que le llame a su teléfono móvil como sino pudieran rastrear las llamadas y que este cuando muriera dejara pruebas. En tercer lugar, Light necesita ser ayudado muchas veces por los demás y directamente pregunta a Ryuk cosas que podría deducir él. Un ejemplo sería cuando le pregunta a Ryuk si puede controlar a personas con el cuaderno cuando hasta un tonto puede deducir que sí. Más difícil lo tenía Yagami haciendo pruebas con convictos a muerte para saber los límites de ese control. Ni tampoco pone medidas ni al principio ni a la mitad ni al final si llegaran a acorralarlo de verdad. En sus enfrentamientos con L carece de frialdad suficiente para no crear en provocaciones y evitar mostrarse culpable sino que por encima le revela datos importantes como la capacidad de transferir el poder asesino o el hecho de que el instrumento sea una libreta. Por último, de haber dejado creer a la opinión pública que todos los criminales mueren de un paro cardíaco y que este no puede controlar las muertes habría evitado que le descubrieran desde el principio. Un completo idiota en resumidas cuentas. 

Este momento demuestra que pudo matar a L con un método similar. Retraso confirmado

L tampoco lo hace mucho mejor, ya que apenas justifica sus razonamientos. Parece que le gusta hacer más afirmaciones sin mucho fundamento que hacer deducciones propias de un detective. De ahí que nadie se pueda tomar en serio su posición como mejor detective. Ejemplos de este individuo pretencioso hay muchos. El primer lugar, no necesitaba acudir a la escena del crimen de los mafiosos asesinados porque no iba a encontrar nada y él lo sabe. Por no mencionar ese atuendo que llama la atención. En segundo lugar, su compañero Watari se presenta con una tarjeta con su nombre únicamente al padre de Light, dejándolo ver como un idiota. Por no decir que justamente por no ocultar su nombre, este acabó siendo utilizado por Light cuando L podría haber predecido este resultado fácilmente. En tercer lugar, afirma que el culpable pertenece a la ciudad de Seattle en base al caso del convicto James Brode, retransmitido por canales de Seattle, quien se había comportado de forma extraña antes de su muerte. Pero su deducción carece de fuertes fundamentos ya que solo se basa en un único caso extraña y para empezar, ¿cómo logró darse cuenta de que era este caso el especial y no tantos otros ocurridos por TODO el mundo? Hablamos de cientos de miles de casos criminales y justamente se fijó en ese. Esa tarea debería haber sido titánica y le habría llevado meses estar seguro. En cuarto lugar, dice que Kira mata conociendo el nombre y el rostro porque todas las víctimas muestran ese patrón, pero eso no quiere decir que no pudiera haber más variables y él omite totalmente esto. En quinto lugar, dice que Light es Kira porque no mató al padre, pero tampoco eso es una prueba totalmente concluyente aunque si arroje muchas sospechas sobre él. Por otro lado, el hecho de que no estableciera una vigilancia mucho mayor en torno a los posibles culpables hizo que Turner pudiera moverse sin muchos problemas en esas circunstancias. Además pudo haber registrado su casa antes abusando un poco de su poder dentro de la policía. Así que este de gran detective tiene lo mismo que yo de cantante pop. En cuanto a la señorita Misa, cabe decir que es una psicópata con pocas luces que sugiere matar al padre de Light, estando delante de su hijo. No hay mucho que decir, aunque luego demostrara algo de intelecto al engañar a Light (no tanto porque hasta el más tonto podía ver sus intenciones y el gilipollas era su novio).

"No quiero matar inocentes", pero hace que unos criminales se lancen contra un tren. Coherencia.

Al mismo tiempo, la película introduce numerosas conveniencias para que esta siga su avance de manera fácil y cómoda. El peor defecto en esta cuestión se encuentra en las nuevas reglas de la Death Note, ya que literalmente pueden controlar a cualquier individuo sin respetar lo que sería sensato dentro del ámbito de los individuos asesinados. ¿Cómo es posible que unos presos antes de morir escriban en idioma japonés un mensaje de Turner sin conocer el idioma? ¿Cómo es posible que Watari conozca el teléfono móvil de Turner a pesar de que desconoce cuál es? Literalmente gracias a la libreta sin importar lo que escribas (siempre y cuando respete las leyes físicas) puedes hacer lo que te de la gana. De esta manera hasta pudo haber matado a L haciendo que Watari le asesinara y en él sí confiaba. Sin embargo, el idiota de Turner nunca pensó en elaborar un plan que lograra este resultado. Pero no acaba ahí sino que a medida que la trama avanza se multiplican las conveniencias a niveles esperpénticos. Un ejemplo sería que Light descubre que le está siguiendo un investigador (no sabemos cómo, pero logra darse cuenta de su presencia). Otro lo vemos cuando Mia mata a los agentes, aprovechando que conoce al que sigue a Light. Afortunadamente para ella, el tío conoce los nombres de todos los implicados en la operación (seguramente hablemos de unas cuantas decenas porque estaban investigando a todos los que podrían tener contacto con la base de datos de la policía de Seattle). Y para acabar menciono cuando golpean a L en la cabeza un tío random que curiosamente era seguidor de Kira, permitiendo a Light escapar sin salir herido.

¿Cómo va a ser un sádico? Si solo ha matado a más de 400 personas y una buena parte de formas dantescas

El romance entre ambos también es un asunto muy lamentable. Ambos chicos apenas se conocían de nada, pero al acordar trabajar juntos para limpiar el mundo del crimen se besan apasionadamente y de ahí se hacen novios. Literalmente un amor surgido de la nada. Uno concluye que la relación se basa únicamente en el sexo y el interés por la libreta. Si los miras bien durante la película ves que nunca hablan de sí mismos ni tampoco sobre sus familias u otros intereses. Son casi como dos desconocidos que no saben nada el uno del otro. Ni parece que tampoco se entienden en varios temas. Hasta la chalada de Mia muestra poca consideración hacia Turner al proponerle precipitadamente matar a su padre solo por retar a Kira. ¿Qué clase de novia se atrevería a sugerirle con tan poco tacto a su novio matar a su padre? Es idiota. Tras varios eventos, vemos que realmente la chica se interesaba más por el cuaderno que por su novio. Sí, es verdad que había cierto sentimiento de amor por él, pero en cuanto ve que puede perder el cuaderno hasta escribe su nombre para asegurarse ser la siguiente propietaria. Fue muy gracioso verlos discutir en el medio de la noria sobre la Death Note mientras ambos admiten que escribieron el nombre del otro en la libreta y empiezan a gritarse y acusarse en plan "¡Cómo te atreves a hacerme eso!" y "Fuiste tú primero, jódete!". Madre mía, parecía una comedia involuntaria, aunque el broche de oro lo pone el intento de salvar a la chica cuando cae al vacío. No podía ser más ridículo. Si quieren un puesto en un top de peores romances del año aquí pueden apuntar uno. 

En el lado del terror diría que la escena en que hace acto de presencia Ryuk te logra atrapar en su atmósfera. De repente, las luces se pagan en el aula y un tarro de canicas cae al suelo mientras se dispersan a su alrededor. A continuación, se levanta Light de su pupitre y pasa por una hilera de estanterías mientras intenta buscar el origen de la caída de las canicas. En unos segundos, vemos como una sombría figura de más de dos metros se alza detrás de una estantería. Y hasta ahí llega lo bonito de la escena porque entonces vemos como el nenaza de Turner empieza a gritar como si fuera una adolescente chillona. Por otro lado, las muertes de esta película son casi todas grotescas y ridículas como si el director estuviera haciendo una película de cine B. Curiosamente siempre escoge motivos de muerte espantosos como decapitación, muerte por descarga eléctrica o muerte por explosión de un terrorista que se traga una granada. El proceso anterior a cada muerte puede hacer que te descojones en tu silla mientras ves cómo doscientas casualidades tienen lugar para que el individuo seleccionado muera. Por ejemplo, un camarero tropieza con un vaso y este clava por accidente un cuchillo en el cuello de la víctima, mientras ofrece un espectáculo gore porque se pone a soltar sangre como algún muñeco demoníaco más que conocido. En fin, aborto total.

A propósito, la banda sonora de esta película no puede ser más olvidable. En comparación al anime, no hay ninguna pieza musical que te haga decir "genial". No e incluso tienen la desfachatez de incluir un par de temas cantados en su tramo final. Su inserción es totalmente equivocada y se siente anticlimática con los hechos que están sucediendo, casi como se lo tomaran a broma. En el anime cada pieza musical es un deleite de escuchar. Los cantos gregorianos de varios de los temas principales son magníficos. Uno no puede asociar cada escena del anime sin la música que suena en ese momento.

Personajes

Trataré de centrarme en los personajes claves de la obra, que al fin y al cabo son los que mueven la trama. En primer lugar, nuestro protagonista. Los creadores de Netflix parece que se esforzaron en configurar un personaje opuesto en muchos aspectos al original. Mientras Light Yagami era un estudiante sumamente inteligente, con altas calificaciones, grandes habilidades sociales, atractivo para las mujeres y con una buena relación con su familia; nuestro Turner resulta ser un chico de instituto no muy espabilado, solitario y sin amigos, con poco aprecio por parte de los profesores, una relación poco amistosa con su padre y sin ningún atractivo en especial o habilidades que resaltar. Es decir, tenemos a un sujeto que no puede ser menos Kira. Light Yagami es alguien sobresaliente y Turner un mero perdedor en la vida. Uno rebosa virtudes, otro presenta una total ausencia de ellas. Es decir, no tiene el carisma ni el encanto del gran Yagami. Más bien nos fuerzan en verlo como una víctima de la sociedad. Digo "fuerzan" porque hay varios ejemplos donde es tratado mal injustamente, pero de forma no creíble. Un ejemplo sería cuando lo castigan dos semanas porque hizo trampas al hacer los deberes de otros estudiantes, pero él había denunciado que le pegaron. En vez de castigar a los estudiantes que le pegaron el profesor dice que es una mentira que se ha inventado cuando había un chaval implicado que serviría de testigo y la marca del golpe en su puñetera cara y no un tropezón con una viga como dice el profesor. Una forma bastante lamentable de crear una injusticia cuando no hay coherencia en ese hecho.

Podría ser que tuviera la profundidad que le falta al original, pero resulta que no. Hay muy poca exploración psicológica en el personaje. No tenemos una reflexión acerca de sus acciones ni valores. Su proceso de evolución como personaje es brusco y apresurado. Más bien parece que su forma de ser cambiaba según lo que el guión le parecía acertado. ¿Por qué? Bien, en primer lugar, el chico se mostraba como alguien débil no muy capaz de matar ni a una mosca. No hay más que ver cómo se asustó con los dos primeros asesinatos. Pero luego sin seguir un proceso de reflexión acerca de lo que está haciendo (porque se supone que le ha afectado, vamos) se convierte en un asesino de masas que no siente un ápice de remordimiento o tristeza. Mata sin inmutarse a criminales de todo el mundo sin quizá no esté claro si se ha demostrado al 100% su culpabilidad. Es cierto que la propuesta de Mia sobre matar gente cuyos nombres han salido en Internet no le gustaba, pero él mismo acaba por utilizar esta opción en el final. También es gracioso que no quisiera matar inocentes, pero como vemos durante la secuencia del "cambio" del mundo por la acción de Kira hay montones de víctimas como prostitutas inocentes de un local propiedad de unos mafiosos y un tren descarrilado (¿cuántas personas habrán muerto en ese accidente?). Es decir, se está contradiciendo a sí mismo. Al final, tampoco tiene la humanidad que hasta hace poco le caracterizaba al dudar de matar a inocentes cuando asesina a su novia a sangre fría durante un momento de prisa como si estuviera haciendo los deberes para la siguiente clase. Entre cambio y cambio en su forma de actuar y pensar no hay transiciones adecuadas por lo que no es más que un títere del guión.

En el lado de L nos encontramos de inicio con una terrible idiotez: L ahora es un negro salido de algún barrio del Bronx. Sí, algunos dirán que es algo sin importancia, pero es muy sospechoso que habiendo tantos actores que podrían cuadrar mejor con el personaje justamente elijan alguien que no se parece en NADA. Además que en la caracterización del L original estaba establecido que él era un hombre blanco de nacionalidad inglesa. Y otra cosa, ¿por qué va encapuchado y con la cara tapada? Algunos dirán que es para que nadie vea su rostro, pero eso carece de sentido ya que nadie conoce su verdadero nombre y lo único que logra es llamar la atención con esas pintas. En fin, la política del cine actual deja mucho que desear. Por otro lado, se observa que el mejor detective del mundo conserva parte de sus costumbres y hábitos característicos como son el gusto por los dulces y su peculiar forma de sentarse. No obstante, hasta ahí lo similar al L original. Carece de muchos rasgos que en efecto le daban el título de mejor detective del mundo. Uno de ellos es la frialdad y serenidad de L para abordar los casos. Esta burda imitación de L rápidamente pierde los estribos en varias ocasiones, tirando cubiertos o cualquier objeto que esté encima de una mesa. 

Este L también es una contradicción andante en lo que se refiere a su filosofía de conseguir pruebas para arrestar los criminales y que luego el brazo ejecutor de la ley se encargue de juzgarlos o condenarlos a muerte. En su primer encuentro dice que él nunca mataría a nadie directamente y repite algo similar a lo que dije, pero justo al final toma un arma e intenta matar a Light. Sí, la película establece que L y Watari tenían una relación especial como si fueran un padre y un hijo. De ahí que pierda los estribos e intente matarlo, pero sigue siendo una contradicción fuerte. Esta no sería tan notoria si el lazo forjado entre ambos personajes estuviera más trabajado, ya que simplemente hay dos conversaciones personales entre ambos en la película. Tampoco hay atención en esta relación por otros medios. De ahí que a uno le de igual la muerte de Watari y vea desproporcionada la respuesta de L. Finalmente el personaje no ofrece mucho más, aunque tenga cierto trasfondo ofrecido por Watari.

Entre otros personajes tenemos a Mia, la novia de Turner. De todo el elenco sin duda ella destaca por ser un personaje tremendamente unidimensional, cuyo único propósito parece ser matar a todos los criminales del mundo. Nunca sabemos de dónde proceden sus motivaciones para pretender esta meta y tampoco hay un trasfondo detrás suya. ¿Relaciones con otras personas? No las hay, solo con Turner. Es un personaje terriblemente vacío. Es una psicópata que mataría a quien fuera por su objetivo, aunque desconozcamos qué la mueve. Lo más gracioso de todo es que ella parece la típica adolescente de película romántica. Es una atractiva animadora con un aire de rebelde. Fuma, se escaquea de los entrenamientos o pasa de todo, perjudica a otros, etc ¿Por qué esta persona siquiera le importan las vidas de las personas y se cree del lado de los "buenos"? Simplemente horrible. El personaje de Ryuk parece otra hoja en blanco cuyo único objetivo es crear masacres de seres humanos, incitando a Turner a hacerlo. El Ryuk del manga y el anime era meramente un observador poco activo que simplemente disfrutaba con el espectáculo de Yagami, aunque de vez en cuando pudiera ayudarlo (más contra su voluntad y utilizándolo que otra cosa). En cambio, este es un tipo siniestro del que no entendemos su motivación. También carece de un trasfondo, aunque sepamos que es una especie de dios de la muerte. Lo que no logro entender es de donde sacan sus poderes sobrenaturales como apagar luces, cerrar puertas o hacer volar objetos como si fuera un mago.

Conclusión

Si fuera Netflix estaría temblando a estas alturas por las pérdidas que podría generar esta adaptación. En verdad no tengo nada contra ellos porque han hecho cosas muy buenas, pero esta ha sido un terrible error que lamentarán. 

En resumen, la película americana falla prácticamente en todo aquello que se propone. No importa si te fijas en los personajes o en la historia. Tampoco hay grandes efectos especiales ni una banda sonora que recordar. Te recomiendo encarecidamente que no pagues bajo ningún concepto por ver semejante basura. Plus si eres fan de la versión original. Saldrás asqueado.

Nota: 1


2 comentarios:

  1. Muy buena entrada amigo, la verdad es que es un gusto leerte despues de tanto tiempo, la verdad es que no tengo casi nada que decir porque practicamente lo has dicho todo, lo que si quiero acotar es que despues de este fiasco de Netflix me preocupa un poco lo que vayan a hacer con Saint Seiya y su Zodiac Saints.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, no creo que el Saint Seiya de Netflix sea siquiera remotamente tan malo, pero esta película ya tenía escrito desde el principio que iba a ser como mucho mediocre.

      Gracias por tu comentario :)

      Eliminar